Decorar con pan de oro: Técnicas para aplicar dorado a un mueble

Hoy os voy a explicar cómo restaurar una mesita de luz francesa con pan de oro y plantillas o stencil.

Siempre me ha gustado mucho el diseño de las mesitas de luz, así que decidí buscar en distintas tiendas de segunda mano alguna que me gustara y fuera económica, para poder tunearla a mi gusto.
Después de recorrer varias tiendas y rastros, ¡por fin la encontré!, estaba en buen estado y muy  baratita.
Quise probar con una técnica nueva, diferente a las que ya había trabajado anteriormente, así que opté por el pan de oro.
Si nunca habéis probado esta técnica es un poco complicada, pero con paciencia y buen pulso lo podéis conseguir.
 
 
 
Todos estos materiales los podéis encontrar en Amazon, Leroy Merlín y en tiendas especializadas.
 
EXAMINA EL MUEBLE Y LÍJALO
 
Como ya os comenté en otro post, el primer paso es comprobar que el mueble está libre de carcoma y no tiene ningún golpe o arañazo.
Una vez que comprobemos que está en perfecto estado, lo limpiamos con esencia de trementina (aguarrás), lo lijamos para eliminar el brillo y para que agarre mejor la pintura y por último pasamos un paño para quitar los restos de polvo.

 

PINTA 
Después de lijarlo y limpiarlo, llega el turno de la pintura. Lo primero que hice fue pintar de negro todo el mueble, excepto las zonas que posteriormente le aplicaría el pan de oro, que se pintan en rojo carruaje; (si preferís el pan de plata tendréis que pintar con azul prusia o bien si os decantáis por el pan de cobre por el color verde).
Utilicé la cinta de carrocero para no mezclar una pintura con otra y también me sirvió para hacer las franjas verticales que os muestro en la foto.
Lo lijamos todo para eliminar imperfecciones y le damos otra capa de ambas pinturas.

 
APLICA PAN DE ORO
Ya con el mueble pintado y totalmente seco, llega el momento más complicado pero no imposible ¡aplicar pan de oro! No os preocupéis, una vez le coges el tranquillo es bastante sencillo.
CIERRA LAS VENTANAS!! debemos evitar a toda costa las corrientes de aire porque las láminas de pan de oro son muy delicadas y saldrían volando.
Con una brocha extendemos una fina capa de mixtión por toda la zona que queramos en dorado, y dejamos que seque al menos un par de horas. El objetivo es que esté mordiente, es decir, que nos quede una textura pegajosa; es entonces cuando podremos aplicar el pan de oro.
Si te sudan un poquito las manos como a mí, es importante que utilices guantes de látex porque se pega a los dedos con mucha facilidad.
Ayudándonos con la brocha de pelo suave vamos aplicando con pequeños golpecitos las láminas de pan de oro, si veis que os resulta un poco incomodo ponerlas, porque se os arrugan, las podéis cortar y si alguna se rompe no os preocupéis ya que una vez que termine todo el proceso no se notará.
Una vez que las hayamos puesto todas, debemos dejar que se sequen bien al menos 3 días, y una vez pasado este tiempo con un trapo de algodón ir eliminando todo el sobrante.
 
 
 
DECORA CON PLANTILLAS
Llega el turno de decorar con las plantillas o stencil que hayamos elegido.
Debemos ajustar muy bien la plantilla al mueble con cinta de carrocero para evitar que se mueva cuando le apliquemos la pintura. Mojamos la esponjilla especial para stencil en la pintura que hayamos elegido, en mi caso opte por el blanco para que destacara con el negro y el dorado del mueble; con pequeños golpecitos vamos rellenando el dibujo. Es conveniente dejarla secar unas horas y repetir el proceso.
 
 

 ÚLTIMOS RETOQUES

Ya tenemos todo el mueble listo, solo queda darle esos pequeños retoques que conseguirán que quede perfecto.
Para lograr un aspecto envejecido, debemos mezclar en algún vasito de plástico un poco de esencia de trementina y betún de judea y aplicar muy poca cantidad por toda la zona cubierta de pan de oro, y siempre ayudándonos con un trapo para eliminar el sobrante y no oscurecerlo demasiado.
Por último, nos queda sellarlo todo y eso lo conseguiremos con goma laca que es un tipo de barniz que extenderemos con una brocha o rodillo por todo el mueble.
Una vez seco, ya tendremos listo nuestro mueble!!
Espero que os haya servido de ayuda y os animéis a darle un toque diferente a vuestros muebles con la técnica del dorado con pan de oro.
                      
 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *