Renueva tu cocina sin obras: Trucos e ideas low cost

mi cocina como nueva. Renovar la cocina sin obras  
Si llevas muchos años sin cambiar la cocina y se ha quedado vieja, anticuada o simplemente los muebles que tienes no te gustan nada como fue mi caso, pero no dispones del dinero necesario para cambiarla por completo, es que has llegado al mismo punto al que llegué yo hace un año
 
Mi transformación
Cuando compré mi casa, me encontré con unos muebles de cocina que aunque no eran muy antiguos, no me gustaban nada y tenía claro que quería cambiarlos; pero entre los gastos, la hipoteca y algunas pequeñas reformas que tuve que hacer, mi presupuesto era muy ajustado, por lo que no me quedó más remedio que echarle imaginación para poder transformar la cocina a mi gusto.
¿Qué hacer con los azulejos?
Los azulejos al ser blancos y como no estaban en mal estado, decidí no darles ninguna mano de pintura, aunque si quería darle algún toque personal, por lo que puse unas pegatinas adhesivas de azulejos hidráulicos en el paño frontal. Quedan muy bien y son muy fáciles de colocar, aunque si debes tener cuidado y cuadrarlos bien para que no queden desnivelados. Yo los compré en Amazon donde tienes una gran variedad de tamaños, estilos y colores, aunque también los puedes encontrar en tiendas online donde puedes comprarlos y a buen precio.
Pinta los armarios
Lo que sí me llevó más tiempo y trabajo fue pintar los muebles, pero lo puedes hacer sin ningún problema simplemente con un poco de paciencia y siguiendo los pasos correctos.
Lo primero que tienes que hacer es descolgar las puertas de los armarios y quitarle los tiradores, debes limpiarlos bien para quitarles restos de polvo y grasa, después líjalos para eliminar el brillo y abrir el poro de la madera. Una vez los tengas todos lijados vamos a darle una capa de imprimación o mejor incluso dos si tu mueble es oscuro y has decidido transformarlo en un mueble blanco como en mi caso.
Si quieres cambiar los tiradores por unos que has visto y que ¡te encantan!, pero no te coinciden los agujeros con los que tenías, no te preocupes; antes de lijar los armarios, tapa los agujeros con masilla especial para madera y haz los nuevos agujeros según las medidas de los nuevos tiradores. Una vez esté bien seca la masilla  lija bien todos los armarios.
Cuando ya estén lijados y con la capa de imprimación pasaremos a pintarlos del color que nos apetezca, mejor darle dos capas de pintura respetando los tiempos de secado entre mano y mano y por último una mano de barniz, aquí puedes elegir como más te guste el acabado del mueble, si lo quieres con brillo necesitarás un barniz brillante y si no es el caso, un barniz con acabado mate.
Cuando estén secos pasaremos a ponerle los nuevos tiradores y a colgar de nuevo las puertas y listo.
Si os ha quedado alguna duda, os dejo un vídeo de Decogarden, explicando todos los pasos a seguir.
 

En cuanto a la encimera, como la que tenía no me gustaba nada la cambié por una nueva de madera (En Ikea son muy económicas). Si tu caso no es ese y la que tienes está bien déjala, pero si no te gusta y quieres cambiarla sin gastar dinero en una nueva, puedes darle una mano de pintura al igual que con los armarios, eso si, debes comprar la pintura especial según el material de tu encimera.

 Estanterías: una buena opción
baldas de madera de pino

Como muestro en la foto entre la columna y la pared había un enorme espacio vacío, por lo que decidí poner unas estanterías y así aprovechar toda esa zona para poner mis botes de legumbres y algún objeto decorativo.

El antes y después de mí cocina

Antes de una reforma de cocina

En la zona de la encimera puse unas plantas aromáticas para tenerlas siempre a mano y ya de paso completar esa esquina.

Para la mesa y las sillas me decanté por un conjunto de estilo nórdico de Amazón.

En el otro paño, puse una alacena antigua de madera de pino que había estado restaurando en verano y me venía genial para poder utilizarla como almacenaje (en próximos post os explicaré cómo restaurar un mueble antiguo)
Ya lo único que me quedaba era completar con algún elemento decorativo. Como la cocina es en tonos cálidos le añadí algunos accesorios en verde y en madera para que fueran en armonía con el resto de elementos. Y… COCINA LISTA!!!


En conclusión: estrenas cocina nueva sin invertir grandes cantidades de dinero y sin las molestas obras que lo ponen todo patas arriba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *