¿Porque no cambiar tu salón sin gastar demasiado?

¿Que os parecería cambiar por completo el salón sin gastar mucho dinero? Tenía muchas ganas de sacar a la luz este post, y es que llevo bastante tiempo deseando cambiar mi salón, pero siempre me he visto frenada por el mismo problema, la falta de dinero. Hasta que un día, cansada de ver un salón muy oscuro, con algunos muebles estropeados y sobretodo, lo más importante, un salón en el que no me encontraba cómoda; decidí que el dinero no sería un impedimento a la hora de transformarlo, únicamente necesitaba un poco de imaginación y esfuerzo.

Seguro que muchos de vosotros os identificáis conmigo y os habéis planteado en muchas ocasiones que podéis hacer para darle un lavado de cara al salón sin invertir una gran cantidad de dinero. Y es que comprar muebles nuevos para el salón, requiere un gran desembolso. Pues bien, no debéis desanimaros y pensad que con poco dinero se pueden conseguir grandes cambios.

Aquí os muestro una foto de mi salón antes de la transformación. Como veis, es un salón en colores oscuros y aunque los muebles son modernos, estaban muy estropeados por el uso y un chaise longue con más de 12 años, con las fundas muy desgastadas.

Así que decidí ponerme manos a la obra.

1. Recicla viejos muebles

Si dispones de algún mueble viejo o antiguo, piensa como quedaría en tu salón y la utilidad que podrías darle. Con unas manos de pintura y algún pequeño retoque, conseguirás un mueble nuevo.

En la foto os muestro un armario escobero que tenía en la galería y pensaba tirarlo, pues me ocupaba mucho espacio, pero después de sopesarlo decidí darle una segunda oportunidad y utilizarlo como almacenaje para mi nuevo salón.

Le puse un estante, le quite la barra, le añadí unas molduras en alto y bajo, cambié los tiradores, unas cuantas manos de pintura a la tiza y listo!!!

2. Dale un lavado de cara a tus muebles antiguos

Tanto la mesa como las sillas estaban desportilladas y eran muy oscuras, las pinte en blanco con chalk paint; primero le di una capa de imprimación y luego dos capas de pintura, lijando siempre entre capa y capa, y por último le apliqué un barniz mate incoloro para proteger la pintura.

A la mesa le puse unas tablas de madera natural que compré en Leroy Merlín; donde te las cortan a medida.

Por otro lado, aproveché algunos de los muebles de salón como el de TV y un mueble bajo con cajones. Para cambiarle el aspecto únicamente compré unos tiradores de cuero marrón y unas tablas de madera para la parte superior.

Con los trozos de madera sobrante, hice unas pequeñas estanterías donde poder colocar mis libros y DVDs.

3. Paredes

Quité el papel pintado del paño de pared frontal y lo pinté de blanco, así conseguí dar más claridad a toda la estancia.

4. Últimos cambios

Una vez transformados todos los muebles y con la pared lista, solo me quedaba cambiar ciertos elementos para darle el toque y estilo al salón que yo deseaba.

Quité las cortinas negras tupidas y las de hilos y las cambié por unos visillos blancos muy económicos que me permitieran darle más luminosidad al salón.

Como el paño de pared principal quedaba muy desangelado, compré en Ikea un estante para laminas.

Cambié las fundas de sofá por unas en gris claro.

Por último, un pequeño baúl como mesita de centro y almacenaje; una lámpara de techo y otra de pie a muy buen precio en Ikea; un espejo de Leroy Merlin y una alfombra de Amazon para darle calidez al salón.

5. Aprovéchalo todo

Yo apuré al máximo el dinero del que disponía para lo más imprescindible y aproveché algunos objetos del propio salón y otros que tenía por casa, como: un cuadro, varios objetos decorativos, cojines y mantas, cestos de mimbre…

Mi consejo es que antes de ponerte manos a la obra, eches un vistazo de todo lo que dispones y en función de eso realices los cambios. Así aprovecharás muchos elementos para decorar tu nuevo salón y ahorrarás.

2 Comentarios

  • Isabel para ALROMASAR

    ¡Menudo cambio, Rocío!
    Lo que más me gusta es el efecto de las tablas de madera sobre la mesa y el mueble de la TV….¡Genial!
    Tu salón ha ganado en calidez, luz y modernidad….me encanta como lo has dejado.
    Besitos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *